Movistar pasa a la ofensiva y perfila el final de Fusion ante la pelea low cost 2021

Telefónica


Diez años se cumplirán dentro de unos meses desde aquel golpe de Telefónica al tablero de las telecos en España con el lanzamiento del paquete Fusión. Ahora, con un mercado ‘hipercompetido’ en todos los frentes, la operadora busca adaptarse a los nuevos tiempos. El equipo español perfila estas semanas el que está llamado a ser el sustituto de esta marca. El presidente, Emilio Gayo, analiza hasta dónde lleva a cabo la agresividad comercial en un mercado más endurecido que nunca y en el que ya no cuenta con la exclusiva del fútbol para los próximos cinco años. Entre otros objetos también está la inclusión en los paquetes de servicios como alarmas o seguridad, como opciones separadas, para subir las barras de seguridad.

Todos los focos están ahora puestos en el negocio español de Telefónica. Tras haber conseguido estabilizar Latinoamérica, reducir la deuda financiera y cerrar las operaciones de Reino Unido y Telixus, las miradas se giraron hacia un mercado local que representa el 25% de todos sus ingresos globales. Un mercado que pesa sobre la expectativa de consolidación con la fusión de Orange y Másmóvil, si hay presión sobre el fondo en los precios y sobre una Vodafone que ha decidido ensuciar la batalla con una agresividad creciente. El telón de fondo: el ingreso medio del paquete convergente es hoy casi un 3% inferior al de hace un año, con un 5,5% de caída en clientes de televisión de pago (casi 220.000 decodificadores menos) y de un 2,6% en móviles (500.000 líneas menos)

Movistar pasa a la ofensiva y perfila el final de Fusion ante la pelea low cost 2021

Telefónica

El equipo de Gayo, quien estuvo en la ‘sala de máquinas’ con la configuración del primer paquete convergente en 2012 a las órdenes de Luis Miguel Gilpérez, tiene sobre la mesa varias opciones de nuevas tarifas y de nueva sustitución de número sen de Fusión, según ha podido saber La Información. Aún no hay una decisión cerrada y la clave reside en la agresividad que se busca adoptar en el mercado. Las fuentes del mercado consultadas espero que haya un alcalde orgulloso, se puede tratar de una oferta que nuestra será cortoplacista y que implicará la estrategia empresarial de los próximos años. Se espera que la decisión final se acuerde en semanas y se formalice el lanzamiento de los nuevos productos antes del nuevo tiempo del fútbol y la ‘Vuelta al cole’ de septiembre.

Uno de los grandes cambios que ha vivido Telefónica y que afecta su posicionamiento comercial tiene que ver con el fútbol. Desde el año 2015 ha mantenido un particular ‘tesoro’ también lleno de espinas: la exclusividad de los derechos de retransmisión del ‘deporte rey’. Con la irrupción de la plataforma de streaming Dazn adquiriendo el 45% de los partidos de LaLiga de las próximas cinco temporadas, cambia el campo de juego. Va a existir una alternativa para los que no quieren contratar paquetes ‘premium’ de conectividad con los que tienen una parte relevante de algunos de los encuentros más relevantes del campeonato. Porque es más difícil de mantener que el puerto de acceso se ha limitado a 105 euros, si existe la posibilidad de contratar en la OTT británica y un paquete de conectividad mucho más económico -incluido O2, con la red de Telefónica- por una cantidad global apreciable inferior a esa cifra.

El otro cambio desde aquel 2012 es el de los servicios vinculados. Las telecos se han erigido en las ‘utilities’ que quieren centralizar buena parte de los servicios en el hogar en una misma factura. En los últimos años la operadora dirigida en España por Gayo ha comprado el 50% de Prosegur Alarmas y la ha renombrado a Movistar Prosegur Alarmas para superar los 300.000 clientes en España (paga entre 40 y 62 euros al mes). También ha alcanzado acuerdos comerciales con BBVA y Mapfre para ofrecer seguros del hogar o de coche ahí vas Teladoc para atención media a distancia.

La mayoría de estos productos vinculados con la marca Movistar, pero sin una oferta convergente detrás, se ofrece aparte y no obliga a ser cliente de Fusion. Ahora se le daría más visibilidad incluyéndolos en los nuevos paquetes. Esto contribuirá precisamente a levantar mas barreras de salida de los clientes, puede fidelizará más con servicios que los ‘aten’. Esto permitirá expresar un poco más la factura y por tanto el ingreso medio por cliente (ARPU) convergente, especialmente castigado en los últimos trimestres por esta mayor presión comercial y el buen comportamiento de O2, la segunda marca más circana al segmento del ‘bajo coste’.

Movistar pasa a la ofensiva y perfila el final de Fusion ante la pelea low cost 2021

Quieren express más los servicios ‘laterales’ como los seguros, la atención médica o las alarmas para completar los nuevos paquetes

Entre las variables que estudian en Las Tablas también está la deriva del ‘low cost’ y la fuerte competencia en precios en el sector Movistar se ha posicionado, tradicionalmente, en la más alta gama de productoreservando la más baja para O2 (Tuenti se ha quedado en el segmento de ‘Sólo móvil’ con una presencia mucho menos protagonista). Sus clientes han sido por norma general menos sensibles al precio. pero el mercado esta cambiando. Venga un escenario de inflación elevada y sostenida en el tiempo y las familias, ya que esto está ocurriendo con servicios como el streaming, miran con lupa los gastos. “O2 está contribuyendo positivamente a nuestra cartera de clientes, porque aumenta el peso en nombre del ‘bajo coste’”, aseguraba Ángel Vilá.

Mientras se diseña el horrible de la nueva oferta, Telefónica mira de reojo en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El discurso a favor de una desregulación de la empresa como operador dominante se ha intensificado en los últimos meses, especialmente en el mercado de la televisión de pago. La realidad es que hoy sigue teniendo que pasar la prueba de replicabilidad de los productos. Ya en 2020, por ejemplo, el regulador obligó a reducir los precios mayoristas que cobra a sur rivals pour las redes móviles y fijas ante la intensidad promocional en uno de sus paquetes de Fusion. Eso sí, llega después de que haa liberalizado el mercado de fibra óptica en más de 600 municipios (aun quedan otros 7.500).

Como telón de fondo se encuentra la fusión de Másmóvil y Orange a través de una ‘joint venture’. En Telefónica respaldan esta operación, al escuchar que va a traer más “racionalidad” al mercado en general, y al mayorista en particular. Sin embargo, muchos de los analistas entienden que esta unión tenderá a vender más costes y capacidad de revertir el futuro que a reducir la guerra de precios. Digi, Avatel y la propia Vodafone seguirán dando guerra. Y en ese contexto, Movistar debe encontrar su sitio. Gayo y, en último término, Álvarez-Pallete, tienen la última palabra.

Movistar pasa a la ofensiva y perfila el final de Fusion ante la pelea low cost 2021



Source link

Deja una respuesta